domingo, junio 06, 2010

Construcciones

Derribaron todos los castillos que yo había hecho
en el aire. Usaron bombas de realidad,
tubos de sofocar sueños, armas de última tecnología
que matan ilusiones, cualquier fantasía o esperanza
en sólo unos segundos. Y se fueron.
Me dejaron este polvo flotando en paz
en los pliegues del aire. Y un montón de escombros
aquí y allá cuyos cascotes tienen mi cara.
Con ellos haré un bosque infinito.

21 comentarios:

fgiucich dijo...

Ese infinito que te ayudará a seguir caminando. Muy buen poema!!! Abrazos.

Analía dijo...

Permiso...
va en espejo lo que estas palabras generan en respuesta.
Me quedo con una sensación lindísima; tus ganas de "hacer bosque", contagiadas.


Nadie tiene el poder verdadero
De aniquilarnos los castillos en el aire,
Se necesita demasiado vuelo para eso;
Y vuelo y maldad no son compatibles.
Bombas de realidad, esas sí abundan,
Pero hay tanta destreza en el que sueña
Que en movimiento suave de cintura
Las ilusiones una a una van danzando
Gráciles, livianas, sin tiempo…

Es deseo casi conjuro,
Yo sé de sueños sofocados en segundos,
A veces pasa…
También sé de sueños que renacen entre escombros,
Cascotes, polvaredas...
Y que fuerza tienen estos, en la vuelta.


Un abrazo grandote de domingo!

aminuscula dijo...

Pero ¿quién ha sido capaz de semejante brutalidad?
Beso.

Marcela dijo...

... y es infinito lo que hacés despertar con este poema...

Darilea dijo...

Espero que solo sean palabras y tú estes bien.
Un besito, si haces un bosque en él que habiten las hadas para que sigas con magia.

**VaNe** dijo...

Vinieron
hicieron lo propio
y se fueron...
qué bueno!

gracias a ellos
existe su bosque

gracias a ellos
existe su poesía

GRACIAS Gigante de bosque infinito de polvo dorado!

Beso infinito!

**VaNe** dijo...

Vinieron
hicieron lo propio
y se fueron...
qué bueno!

gracias a ellos
existe su bosque

gracias a ellos
existe su poesía

GRACIAS Gigante de bosque infinito de polvo dorado!

Beso infinito!

elisa...lichazul dijo...

todo lo reciclas Poeta
todo lo recreas
a pesar de los derrumbes
eso es la magia de la Poesía

besitos de luz

Gabiprog dijo...

Vigila...

También saben talar!!


;)

Maria Coca dijo...

Haces bien. No dejes que nada ni nadie destruya lo que eres capaz de crear.

Besos, poeta de la magia.

Szarlotka dijo...

Gracias a los que crearon el caos, porque de ahí surgió la creación.

Imagino tu bosque como el de un cuento de hadas, con los más hermosos olores y colores, las brisas más frescas y la paz más profunda.

Gracias por compartir tanta belleza : )

Marcela dijo...

Transformar los escombros en un bosque... Sin palabras.
Hermoso.
Beso.

jose fá dijo...

¡Máximo! mientras describías, yo estaba haciendo un bosque-cosmos, con árboles y lunas y soles adentro de bellotas y polvo de estrellas flotando y... la fantasía no muere tan fácil y la tuya es fuerte, lo sé.

Te abrazo para darme fuerza, querido.

Anónimo dijo...

Alguien decía un comentario lo lindo de tus ganas de hacer bosques y que contagiaras...no dejas de hacer eso todo el tiempo, al menos ha sido así desde que estás en mi mundo.

Lily Chavez

Máximo Ballester dijo...

Fernando: Así es amigo. A seguir... y a soñar. ¡Gracias! Un abrazo.

Analía: Gracias por lo hermoso que me dejás acá. Por ese espejo multicolor y ese "siempre a seguir" que se desprende de lo que decís y bien podría estar cantado por Baglietto. Beso grande.

aminuscula: La realidad, ja ja. Gracias.
Beso, cronopia.

Marcela: Uyy... ¡gracias! Hermoso lo que decís. Beso.

Darilea: Yo estoy bien y con los cimientos del nuevo bosque en pie. Gracias, Charo. Un beso enorme.

Máximo Ballester dijo...

Vane: Ja ja... Sos muy generosa, amiguísima. Gracias. Beso gigante del bosque x 2.

Elisa: El poeta también es un reciclador, siii, ¡muy bueno! Gracias, Elisa. Van besos y luces.

Gabiprog: Siii, a no descuidarse. Me haré socio de Greenpeace. Gracias. Un abrazo.

María Coca. No dejaré, estaré atento, ja. Gracias. Besos, amiga mágica.

Elilse: Gracias a vos, hermosa. Y por estas palabras y por tu amistad. Que todo ande bien y feliz por tu hogar. Beso enorme.

Máximo Ballester dijo...

Marcela: Gracias. Transformar, rehacer, reciclar, loables tareas para la poesía. Un beso.

Josefa: Vos hacés de todo, mi amiga. Tu mente ya es un bosque florido e infinito. Gracias. Abrazo y beso.

Lily: Ayyy, que preciosidad más preciosa, amiga del alma. ¡Gracias! Un beso enorme.

Verónica Ruscio dijo...

Me gusta el poema. Me gusta la reconstrucción.

Lola dijo...

Un soñador incurable, de esos que no se derriban con nada...

Androtéx dijo...

supongo que vale más la reconstrucción que la construcción
tiene el anti-cuerpo
contra todo eso que te disipó en cascotes

aunque sea un arbol, ya es un bosque de ramas, una selva de hojas, océano clorófilo

juguemos en el bosque

un saludo querido
Andrés
(también reconstruyendome)

Máximo Ballester dijo...

Verónica: Me alegro mucho. Pronto te visito. Gracias.

Lola: Un incurable en general, ja, ja. ¡Gracias!

Androtex: Vale mucho, amigo. Y yo me alegro de que te estés reconstruyendo. ¡Bien! Un abrazo. Y gracias.