martes, noviembre 01, 2011

Cotidianas



Amo esas pequeñas 
cosas cotidianas
donde no se sabe qué va a saltar
ni en qué lugar ni cómo. A veces
es un sonido o tan sólo una
palabra. Otras un reflejo. Ese 
instante de confusión que nos entrega
alguna cosa reflejada en un vidrio.
Esa cosa no está ahí. Es algo que pasa.
La vida es algo que pasa. Amo
cuando unos perros juegan a pelearse
en la calle. Asistir al encuentro
de dos personas que no se ven 
desde hace mucho. Hoy vi en una vereda
de la avenida Juan B Justo una fila
de árboles. Todos reverdecidos 
menos uno. Uno del medio de la fila
estaba muerto. Tuve la sensación de que
los demás disimulaban su muerte, que hacían 
lo imposible por sumarlo a su festejo de ramas 
florecidas. Quise correr y abrazar 
a ese árbol. Amo esas pequeñas cosas 
cotidianas. De todos modos siempre amo. 

12 comentarios:

Oréadas dijo...

Máximo yo amo tu poesía, tus poemas me ofrecen una ventana abierta a los sentimientos y esas pequeñas cosas que tan amenudo nos pasan desapercibidas.
Un besito

fgiucich dijo...

Las grandes y pequeñas cosas de la vida en el espejo de un poema que brilla. Abrazos.

Maria Coca dijo...

Eres un gran afortunado por tener esos sentimientos y ver las pequeñas cosas con la fuerza que tienen.

Me encanta volver a leerte de nuevo.

Besoss

Analía dijo...

me encanta!! me encanta!!
Esto solo tiene la fuerza de un poema completo:
"Hoy vi en una vereda
de la avenida Juan B Justo una fila
de árboles. Todos reverdecidos
menos uno. Uno del medio de la fila
estaba muerto. Tuve la sensación de que los demás disimulaban su muerte, que hacían
lo imposible por sumarlo a su festejo de ramas florecidas. Quise correr y abrazar a ese árbol. Amo esas pequeñas cosas cotidianas. De todos modos siempre amo".

Me generó algo esta imagen,sentires... GRACIAS!

Nelson Javier Salinas Soto dijo...

En las pequeñas cosas estan escondidas los mas grandes sentimientos, estoy totalmente de acuerdo con tu poema...te felicito por tu blog!!

Te visito desde

http://desdoblamientointelectual.blogspot.com/

Suerte!!

Máximo Ballester dijo...

Charo querida: Me encanta esto que me decís, me alegra. Caricia para el alma. ¡Gracias! Besos.

Máximo Ballester dijo...

Fernando: Tu poder de síntesis perfecto, tu halago de siempre tan bienvenido. ¡Gracias! Dos abrazos.

María Coca: Como me encanta a mí leerte a vos. Muchas gracias, María. Besos.

Analía: Gracias a tu entusiasmo y tu hermoso comentario, estoy reconsiderando el poema, en pos de mejorarlo: ¡Graciassss!Besos.

Nelson: Muchas gracias y bienvenido. Voy a visitarte pronto. Un abrazo.

indigo dijo...

La vida es algo que pasa, le oí decir el otro día a un físico: qué bueno que así lo diga también un poeta.

y sobre el título de tu nuevo libro: la poesía es autoayuda, auténtica autoayuda, los otros libros que se llaman tal no son más que pasatiempos.

Un abrazo.

Máximo Ballester dijo...

Indigo: Muy interesante ver la poesía como autoayuda (fuera de ese canon, claro). Muchas gracias. Un abrazo.

Niezhdanova dijo...

Gracias por tu poesía Máximo.

Paloma Zubieta López dijo...

¡Qué gusto compartir ese amor por lo cotidiano, Máximo! (nunca tan bien dicho como con tus palabras) 'La vida es algo que pasa' y acá, vamos pasando, pero acompañados... ¡un lujo! Dejo un abrazo gigante y muchos besos.

La Zafhada Remolona dijo...

hola massimo! mucho tiempo, no se si me recuerdas, tenia el blog cosas de pueblo de poesia como Mariela Coral... lo abandoné mucho y recien abri otro. Te lo comparto, un abrazo grande y gracias de nuevo por tu poesía!