domingo, abril 18, 2010

.
la noche y todo ese espejo roto
que es el cielo
no guardan un sitio para mí
que ando de nadie en nada
en no lugar
ni encajo perfectamente en mi sombra
ni me parezco en nada
a lo que reproducen las vidrieras
el hecho de ser yo en cada cosa
no anula mi sentido esencial de no existencia

15 comentarios:

Maria Coca dijo...

Me gusta cómo manejas las palabras, sencillas y cortas, para expresar tanto.

Un abrazo, amigo.

fgiucich dijo...

Muy bueno, amigo. La noche nos ofrece muchas posibilidades. Abrazos.

elisa...lichazul dijo...

espejos que cortan
cielos que se descuelgan
sombras que se reparten
existencia que no perdona...


genial Max, siempre tus poemas me mueven hacia mi adentro

besitos de luz
felíz semana

Marcela dijo...

Precioso.
Además, me siento muy reflejada en esos versos.
Beso.

Marcela dijo...

Hola Máximo,
¡Qué poema!
"el hecho de ser yo en cada cosa
no anula mi sentido esencial de no existencia"
¡Me encantó!!!!
En estos días te escribo y arreglamos la presentación.
Besitos.

Gabiprog dijo...

Tanto por respirar
tanto por ver
y todo parece lejano a mi.


Tus estrofas arropan mis sentidos.

Darilea dijo...

La noche y todo ese espejo roto
que es el cielo.
Cómo para no despertar musas dormidas, Máximo genial :-)
Un besito

Tayrik dijo...

Sin palabras, eres...sí, eres...

Besos

Ana Silvia Mazía dijo...

Hay demasiado vos, Máx. Por eso.
Mimos y pañuelo perfumado
Ana Silvia

Analía dijo...

andar en NO lugar...
NO encajar perfectamente...
sentido esencial de NO existencia...

VUelvo por no sé cuanta vez a leer esto; ya sabés mi primera impesión. Pero hoy leo y en todo eso que refleja un NO, una soledad profunda o una ausencia (hasta de uno mismo), hoy leo intensificadísimas: presencia, conexión con el propio SER, y búsqueda. Todo se vuelve un SÍ tremendo y contundente.

Hay un "entrelíneas" que dicta otro poema: SÍ.

Me encanta, hoy puedo comentar.

Beso!

Furtiva dijo...

A veces no ser es lo mejor que se puede hacer. Y mezclarse con las ráfagas de viento que sobrevuelan la ciudad.

Máximo Ballester dijo...

María Coca: Usted las maneja mucho mejor que yo, amiga mía. Gracias! Un abrazo.

Fernando: Es así, Fernando. Gracias y un abrazo.

Elisa: Si mis poemitas van hacia adentros entonces van en buena dirección. Me alegro mucho! Gracias y un beso.

Marcela: Poema espejo. Me suele pasar con otros que leo, sí. Qué bueno. Gracias. Un beso.

Marcela García Ferré: Me alegrooo muchooo!!! Gracias. Dale, arreglamos. Beso.

Máximo Ballester dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Máximo Ballester dijo...

Gabiprog: Esa lejanía con el todo. extranjería hasta de uno mismo, amigo. Gracias. Eso que me decís al final es un hermoso halago! Un abrazo grande.

Darilea: Ja ja! Y bueno, aproveche, amiga, escriba hasta que sus palabras trepen el cielo. Gracias! Un beso!

Tayrik: Bienvenida! Gracias por tu amable comentario. Te visito pronto. Besos.

Ana: Vengan esos mimos! Gracias! El pañuelo no te lo devuelvo, ja. Besos.

Analía: Ay... Sí, no hay caso: lo ves increíblemente bien! Un lujo, amiga mía. Qué emoción! Dos gracias y tres besos.

Furtiva: De acuerdísimo! Gracias. Un beso.

Abril Lech dijo...

Se me llenaron los ojos de lágrimas.
A veces creo que yo soy esto.
Me lo llevo prestado a mis Abriles.
Con tu nombre, obvio.