domingo, febrero 28, 2010

Anita

.
El Poeta es un embotellador de nubes. Dino Segre (Pitigrilli)
.
.
.
Asumo el oficio que me impuso Dino Segre y me dispongo a embotellar una nube. ¿Se puede creer que no quería entrar, que no pasaba por el pico, la muy cola de conejo? Y tenía que tratarla así tan delicadamente, moldearla para que no se me escape una brizna, esos puntos suspensivos que dejaba en el aire y se esparcían para desaparecer luego en un ojito lejano. La estiraba, la estiraba como si fuese a enhebrar una aguja con hilo de nube. Lograba un cucurucho y la empujaba girándola y el pico de la botella se humedecía, transpiraba. A mí también se me caían gotas. Me costó mucho introducir esa nube en la botella. Y una vez adentro, se pegó a las paredes obteniendo una densidad de niebla y ya no pude ver a través. Tapé la botella con un corcho. Le pegué una etiqueta: Nube nº 1, Anita. Dejé la botella con Anita en la mesa ratona del living. Desde mi mesa con libros y papeles la observaba cada tanto. Anita permanecía inmutable, algodonalmente arrellanada dentro de las paredes de vidrio. Después me dio pena que estuviera encerrada. Después me olvidé de esta pena y me puse a leer. Me abstraje de todo. La muerte es un automóvil con dos o tres amigos lejanos, dice Bolaño. Leo La pelirroja. Leo Los hombres duros. Saco un papel y escribo: Hay una botella con una nube dentro en mi mesita ratona. Buen comienzo para un cuento. Levanto la vista y descubro que Anita ya no está. Ahora se aprecia la vela verde a través de la botella, que también es verde. El corcho está ahí. La botella. Quiero destaparla, ahora para qué… Salgo al jardín y quito el corcho. No sé por qué pido tres deseos. Me siento un estúpido. De la botella no sale nada. La elevo hacia el cielo. Nada. Apoyo un ojo en el pico y miro el fondo. De la nada, una fresca ola de agua me empapa la cara.
Anita: ese es un buen gag de Los tres chiflados pero no es un buen final para un cuento.

19 comentarios:

Máximo Ballester dijo...

¿Alguien alguna vez probó, embotelló una nube? Ah, mis queridos amigos: qué experiencia, qué experiencia...

aminuscula dijo...

¿Ahora atacas con la prosa, Máximo? Miedo me da. En serio.

Gabiprog dijo...

No hay corchos que las contengan... seguro...


;)

•Lola• dijo...

Me parece que la prosa poética te encaja perfectamente. Seguí con esto que me dan todavía más ganas de leerte. Yo quiero ser nube para que los poetas me encierren en sus botellas.

Paloma Zubieta López dijo...

No he probado, Máximo, pero mañana empiezo a buscar una nube... ya luego te cuento.
Hermosa la prosa y la historia, aunque Anita se haya escapado furtiva, como sólo saben hacer las nubes. Beso lluvioso de acá.

fgiucich dijo...

Me perdona, amigo? Creo que le robé la nube. Abrazos.

Nerina Thomas dijo...

Felicitaciones!!!Un placer leerte!! un abrazo!!

Abril Lech dijo...

Me extraña Max, pero cualquier barredor de tristezas sabe que así no se embotella a una nube. Se la seduce con palabras bonitas al punto que ella misma se introduzca solita en la trampa.

Que ha de llorar de todos modos, una vez embotellada.

Besos poeta...

Maria Coca dijo...

A lo máximo que yo he llegado ha sido a comerme una. Sabía dulce...

Besos, poeta. Me encanta todo lo que escribes. Tienes don.

Abril Lech dijo...

¿Y quién es Anita?

(No acepto "la nube" como contestación a mi pregunta)

:-)

María del Carmen dijo...

NO SE ME OCURRIÓ NUNCA.

SE LO DEJARÍA HACER A ÁNGELES O A HADAS...

LAS DEJARÍA ASÍ, PERO DE EMBOTELARLAS NO LO HARÍA ASÍ.

LAS ENCANTARÍA CON MELODÍAS Y VERSOS.

MUY BUEN POST.

LUEGO DE UNA AUSENCIA PROLONGADA RETOMO ESTE MEDIO , LAS CAUSAS LAS RELATE EN

WWW.WALKTOHORIZON.BLOGSPOT.COM
AGRADECIDA POR TUS DECIRES Y PRESENCIA TE INVITO A PASAR A RETIRAR LOS REGALOS DEJADOS EN MIS BLOGS Y EL REGALO DEJADO EN LA SEGUNDA GALA EN

WWW.COSECHADESENTIRES.BLOGSPOT.COM

AGRADECIDA POR TODOS TUS DECIRES TE DEJO MI CARIÑO Y MI PAZ MARYCARMEN

WWW.NEWARTDECO.BLOGSPOT.COM

Beatriz dijo...

¡Genial, Máximo! ¡Y qué buen final!
Abrazo

¡Ah! te dejé un comentario en mi blog (sobre uno de mis textos) Aunque un poco tarde...

Analía dijo...

me encanta!!!!!
Tanto tiempo que no venía...te extrañaba y no me daba cuenta.
Es genial esto que escribiste, como siempre.
"No sé por qué pido tres deseos..."- Lo leí con sonrisa, todo.

besos!

jose fá dijo...

¡Lindo! me gustó mucho

Hace mucho tiempo cuando creía que ver el mundo colgada cabeza abajo me ayudaría a entender, una nube se metió en mi blusa. Fue así: en un sillón del porche me senté,las piernas apuntando al cielo y la cabeza al piso, tranquila, viendo las hormigas, las veredas, todo lo que se ve cuando uno está en esa posición. De pronto, algo cosquilleó en mi vientre, aleteó en mi pecho y llegó en gotas a mis ojos... sé que fue una nube porque renace aquí bajo mi ropa una y otra vez en los momentos más inesperados y la he llegado a ver cuando me baño, me abraza a veces... Es un genio encerrado en mi lámpara

Me gustó Anita, que lees a Bolaño ¿cuáles fueron tus tres deseos? Si pediste algo que te refrescara ya se te cumplió uno ¿y los otros?

Aunque no lo hayas pedido, te dejo beso nuboso

Anónimo dijo...

Las nubes
como Anita
son libres
viajeras
si las encerras
para domesticarlas
se mueren en gotas.
Diana,

Máximo Ballester dijo...

aminuscula: Cuidado con los ataques de mi prosa, ja ja. En la variedad está el gusto y yo probé por este lado. Gracias! Un beso.

Gabiprog: Y no... son nubes a prueba de corchos, de botellas. Gracias. Un abrazo.

Lola: Que seas nube y que seas más que eso. Gracias por tus buenas palabras.

Paloma: Si, contame cómo te fue. No te desanimes si al principio no se dejan agarrar, ja. Gracias. Un beso a todo sol de acá.

Fernando: Llevelá nomás, amigazo! Gracias! Un abrazo.

Máximo Ballester dijo...

Nerina: Gracias, Nerina! Un beso grande y que todo vaya bien para vos.

Abril: Es que con palabras bonitas se las puede seducir pero no engañar. Y lo bien que hacen.
Es Anita, la nube. A la próxima la llamaré Juan Carlos, ja ja! Gracias! Besos.

María Coca: Qué rico comer una nube. ¿Te sentiste flotar? Gracias, amiga! Besos.

María del Carmen: Gracias y qué bueno verte por aquí otra vez. Te visitaré. Un abrazo.

Beatriz: Gracias, Beatriz. Ya voy a pasar. Un abrazo grande.

Máximo Ballester dijo...

Analía: Yo sabía que algún día te ibas a dar cuenta, ja. Gracias! Me alegro de que me visites. Besos.

Josefa: Qué bueno lo que me contás. Me encanta. Esa nube tuya era un amor. No puedo decir los tres deseos porque sino no se me van a cumplir.
Gracias! Un beso.

Diana: Es así! Viva la libertad de las nubes. Es que yo tomé como consigna lo de Segre e intenté. Gracias. Un beso.

aminuscula dijo...

Mira, he encontrado a tu Anita:

http://www.flickr.com/photos/h19/179218259/in/set-72157594182549008/