sábado, agosto 01, 2009

Nadie en la rosa

.
No había nadie en la rosa.

También llamé al martes
y resultó ser un sarcófago de antiguas avestruces:
se engullen todo lo que pienso y digo.

Tampoco nada en las cosas.

Sólo yo con la mueca de alguien.
Como besado por la muerte.

Maldigo este espejo multiplicado.
Eslogan demencial. Crucifixión baldía.
Sueño de un idiota que me regurgita
después de haberme comido sin ganas, sin hambre,
sin pena ni gloria.

Hartazgo.
Me instalo en verdes agonías.

Rodar como un frasco vacío y después contemplarme
en un ciprés.

Nada en las cosas. Nada.
Las avestruces han acabado ya
con la rosa que yo golpeaba para que salga alguien.

Ahora tengo los nudillos del color de los santos.

En el chorrito de la fuente de aquella plaza
yo bailaba dulce tocado por su destino.

20 comentarios:

heva dijo...

todo tan vacío y sin embargo tú bailando dulce en el chorrito de la fuente...

besito

Analía dijo...

no diga que no había nadie en la rosa que dan ganas de llorar...

No quiero entender el poema hoy. Me llevo sensaciones; y nada y nadie: no me gustan.
Ojalá un alguien y ojalá algún algo.

Diana L. Caffaratti dijo...

Ahora entiendo por qué yo amanecí pensando en "Bonjour tristesse"

Nanu dijo...

Maximo es de una tristeza profunda este poema y supongo que por esa misma razón cala tan hondo.

Besos

fgiucich dijo...

Las penas que van bajando por la espinas de una rosa. Triste, pero muy bello amigo. Tiene la intensidad de las luces más brillantes. Abrazos.

Paloma Zubieta López dijo...

Qué hermoso color para las agonías, Máximo. Entre rosas y avestruces queda atrapado el domingo vacío y aunque no haya nadie, que sepas que yo estoy aquí. Abrazos con luz y besos con cariño.

Amada Inmortal dijo...

bueno, ante palabras determinadas uno abraza, escucha y sonrie... besos

RosaMaría dijo...

una hermosa poesía que cala hondo en las insatisfacciones del ser humano.
sin análisis y sin pensamientos se la disfruta porque nos identificamos con ella en algún momento.
saludos.

Mar dijo...

Sabe a luna espesa y tibia develada sobre cristales rotos.

Gran poema

Un beso

Maria Coca dijo...

La nada que todo lo devora, sin devorarse a sí misma.

Impactante poema. Duro y pasional.

Besoss

Androtéx dijo...

no había nadie en la rosa
ni en las cosas

pensé en Dylan Thomas

un saludo
Andrés

Darilea dijo...

Yo soñaba con que las rosas estuvieran habitadas por pequeños duendecillos, además pensé que eran ellos los que llamaban a mi puerta cargados siempre de musas con profundas cavilas.
Besitos Máximo, vuelve a llamar quizás te reciba un hada y colme con su perfume.

Gustavo dijo...

Traigo un abrazo entre las manos, yo también. Se lo dejo por acá, para que lo use tan seguido como quiera.

¡Pronto nos vamos a ver las caras!

**VaNe** dijo...

Y nada en el tiempo...

se escucha una voz mucho más interna...

te metiste a escribir allá adentro

lamento suspirado y embellecido de tus palabras

beso

Yo y mis otros yo dijo...

En el verde fueron marchando tus palabras, bailaste al ritmo de un destino, con la esperanza de encontrar respuesta en una rosa...

Hay lineas, hay colores, hay una historia en este cuadro que habla de nadie y al mismo tiempo habla de todos.


Cuanto disfruto leer a tus musas.


Miles de abrazos y sonrisas..


Hasta la sonrisa!!!

Máximo Ballester dijo...

heva: Aquí el "bailaba" es pasado. Pero finalmente en presente es una actitud más bella creo bailar en ese chorrito que querer "romper todo". Gracias! Un beso.

Analía: Si te llevás sensaciones ya es bastante. Por el algo y por el alguien, brindo. Gracias. Besos.

Diana: Ja ja! Nos conectamos sin saberlo. Tengo que ver esa peli. Gracias.

Nanu: Es triste. Si. Cuando me dicen cosas del tipo "cala tan hondo" me dan ganas de pedir disculpas. Gracias. Un beso.

fgiucich: Gracias por descubrir intensidades y bellezas. Me alegro mucho. Un abrazo.

Máximo Ballester dijo...

Paloma: Qué bueno saber que estás ahí, Paloma. Con tu alegría a prueba de todo. Gracias. Los mismos abrazos y besos para vos.

Vale: Es muy buena esa actitud, Vale.
Gracias. Besos.

Rosa María: Y sí, esos estados por los que uno pasa de vez en cuando o a menudo. Gracias. Un abrazo.

Mar: A cristales rotos, seguro. Gracias.

María Coca: Qué bueno que aludas a la nada. Al ser en definitiva. Gracias. Besos.

Máximo Ballester dijo...

Androtéx: Yo no había pensado en él pero está muy bien pensado. Gracias. Un abrazo.

Darilea: Hermoso sueño es ese.
Tendré que ir por esa hada, ja! Gracias. Un beso.

Gustavo: Le devuelvo el abrazo con otro y le digo que lo espero. Cuando guste, amigo. Gracias.

Vane: Momentos así en que uno juega con sus vísceras. Gracias, Vane. Un beso.

Yo y mis: Es un cuadro un tanto turbulento. La rosa. Acaso en ella no hay más que preguntas. Gracias. Besos y sonrisas.

huggh dijo...

gran poema... impresionante... me llenan de alegría estas cosas... un saludo, h

Máximo Ballester dijo...

Hugo: Usted es un generoso de aquellos! Gracias!