domingo, agosto 24, 2008

Notas para un poema I

Hay una potencia en el aire, cierto fragor subterráneo,
un calor, formas que según Wallace Stevens son como de mujer.

Voy a llamar a mi madre esta tarde –esta tarde arde por lo que no
está-: qué será mañana de Jesús sin ella.

Es el aire en el aire. Ora nublado por el humo en olas de un 
cigarrillo, ora sentencioso con su arco de violín recién amanecido 
en los plátanos. Los plátanos se me antojan azules. Sí, pero es 
un color que degrada en un plomo dulce para luego retozar en 
nuez. 

Su voz en cuclillas.

Voz en cuclillas a crecer de enredadera. Conserva lo sutil: cachorros
mojados, frutos de abuela, canasta, como el dibujo en un frasco
de mermelada.

El cordón de la calle tiene un temperamento especial.
Aguas por el desagüe: poner una palabra en la corriente. Remar con 
los ojos. Atrás queda la fulminante soledad de un tapial.
La parada de colectivos es un silencio largo del que conversa la 
baldosa quebrada y el grillo muerto desde anoche.

Arroz. Trocitos de pollo acaramelados con miel. Jengibre.

Por la tarde mi madre me dirá qué comió en el almuerzo.

A mi voz guardada en cuclillas no la segará ninguna sinfonía 
de martes. Ni el violín del aire serruchando las ramas de los 
plátanos.

El malabarista que vi en aquella esquina jugaba con mundos 
de fuego. Una llama quemó los anteojos de un traje con señor. 
El señor estaba ausente y hospedado en algún lugar. 
A veces hay una fiebre en el aire.

Otras veces dan ganas de hacer el amor de espaldas al discurso 
presidencial.

Anoto que hay escases de musas. Un sonido que pasa como 
quien va para otro lado invoca otras bocas, bocas luego boas, 
luego un santo, y un cansancio que habla del aire. 
Un pez que habla del aire. 

En mi sueño había cosas benditas, otros colores y otras sombras. 
Glorias pasadas. Mi sueño no era el trineo de otro. A la nieve 
la juntaban los vendedores de pochoclo. Una vez en sus manos, 
las palomas llevaban mensajes que sólo podían ser leídos por 
palomas.

Desconfío de los discursos. Que hable la calle, que hablen los 
canteros, que hablen los pinos, que hable el grillo muerto, 
que hable la lluvia.


En el sueño telefoneaba a mi madre y le preguntaba por mi padre. 
Lo importante es la salud. La vida va y viene.

En el aire había un puñado de rosas que no te regalé.

39 comentarios:

fgiucich dijo...

Un grato regreso que se festeja. Bienvenido!!! Abrazos.

Máximo Ballester dijo...

fgiucich: Gracias, Fernando!!!
Con tu buena costumbre de ser el primero.

Mentacalida dijo...

Ay dios!que alegria mas grandeeeeeeeeeee! y asi estas palabras alargadas mi contento de saberte de nuevo,alguien como tu de pronto puede ausentarse...pero jamas dejarnos en completo silencio.

Un abrazo con alma Maximo.

Menta

Oso conocido dijo...

...MAX viejo y peludo, nomàs!!!!!!!!!!!!
asì, con esta especie de grito de agradecimiento de los burreros te doy la BIENVENIDA!!!

me alegra tu retorno MAX!!!
se te extrañaba MAX!!!
brindo por tu regresooooo!!!

si señores...



....el poeta ha regrasado!!!


Te dejo un abrazo fuerte...de OSO!



...le avisarè a avril.

Maria Coca dijo...

La vida va y viene, cierto, pero me alegra saber que la vida te trae de nuevo hasta aquí con nuevos escritos que hacen florecer la imaginación de quien te lee. Me alegra saberte de nuevo aquí, de verdad.

Besos desde mi orilla.

Mar dijo...

Bienvenidoooooooooooooooooo!!!!!
!!!!
Poeta de palabras postales, de instantes que perfuman, colorean, de anotaciones sueltas que hecen malabares, que...

Benditas sean!!!!!!

(Esto ya te lo dije no?)
Estoy como las abuelas que repiten!
:D

Qué alegríaaaaaaaaaaaaaa

Un besazoooooooooooo!

Evan dijo...

Que alegría volver a leer tu blog, Máximo!

Bienvenido :)

No vuelvas a irte!

Un besito!

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Que las musas se extraviaron?
Para mí están "musísimas".

Y hasta huelo los aromas del ambiente. Nosotros vemos historias, ellos ven pasado.

Max, una alegría enorme verte volviendo.Yo creo que el OSO está contento porque le mezclaste el color de los plátanos con cierto azul...
;)

Recibe mi BIENVENIDA!
uN ABRAZO!

Rocío dijo...

Volver a disfrutar de tu belleza es un regalo.
Besos azules.

titania dijo...

Hoy asistí a un recital de poesía, amenizado por una música de esas que elevan alma y corazón, cuando te vi, pensé ¡Que regalo!, Gracias.

Aquí estaré cada domingo, como siempre.

Un abrazo.

Pina dijo...

llegué corriendo y estoy aquí, con un abrazo de alegría de ver más letras vuestras en este espacio.

mia dijo...

Milagro!!!!

Eso dijo Juana de Ibarbourou...

y hoy lo digo yo,y tú

y todos otra vez a leerte

Máximo,amigo poeta,mago

del sentir y de las letras...

Enhorabuena!

♥♥♥besos♥♥♥

hawwah dijo...

ay, pero qué alegría tenerte otra vez, máximo!¡bienvenido!:)

maravillosas estas notas, este sueño...

un abrazo grande!

Amada Inmortal dijo...

bien, bueno, interesante un nuevo máximo se avecina... pronto lo descubriremos en su esplendor... besos

Darilea dijo...

Aunque siempre queda el perfume :-)
Besitos.

jose fá dijo...

Tú crees que te habías ido... pero no, estabas adentro de muchos corazones (como adentro de un paréntesis)

tu poema es un círculo (ya tenía ganas de leerte, de verdad)

los plátanos azules son antojo de niño

el silencio largo, ése, del que hablan la baldosa pura melancolía

hacer el amor de espaldas a cualquier discurso

No sé cómo decirte mi gusto por que estés aquí de nuevo

te beso

aminuscula dijo...

Querido cronopio, se te ha echado de menos. De verdad. Ayer no pude venir enseguida a visitarte, demasiados quehaceres ineludibles, pero me llevé una alegría que me duró todo el día, por tu regreso.

Un beso de bienvenida

Máximo Ballester dijo...

Mentacalida: Gracias por tu alegría grande que me contagiás. Otro abrazo de alma para vos.

Oso conocido: Hola oso! Gracias por esta calurosa bienvenida. Un abrazo de oso a oso.

Maria Coca: Que lindo eso de hacer florecer la imaginación, qué más puedo pedir. Gracias.

mar:Cuánta cosa hermosa me decís!!! Bendita vos, Marcela! Un beso con la misma alegría.

evan: Haré lo posible para no volver a irme. Gracias por la bienvenida. Un beso.

Máximo Ballester dijo...

Feri: Gracias por la bienvenida. Para el oso debí soñar los plátanos en azul y oro. Un abrazo.

rocio: Mil gracias por eso!Un beso.

titania: te esperaré con nuevas letras entonces. Qué hermoso día fue. Un abrazo.

pina:La alegría es mía pero no corras tanto ja ja. Gracias.

hawwah:Gracias por estar siempre y por tu alegría. Un abrazo también.

amada inmortal: Gracias, Valeria, y creo que es así, que tengo mejores cosas para mostrar. Un beso.

Máximo Ballester dijo...

darilea: Gracias, y es así. Un beso para vos y que vuelvas pronto al blog y con tranquilidad.

josé fa: Qué hermoso comentario. Me llega el gusto que te da y es una alegría para mí que estés aquí. Un beso y gracias.

aminuscula: Cronopia mía! Gracias por esa alegría y por venir. Un beso.

RAFAEL REYES LÓPEZ DE NEIRA dijo...

Querido amigo, poeta, hermano, vós ya lo sabías.
No hablo de estas notas, que vós también sabías que estaban ahí, hablo de las cosas que no nos son ajenas, por mucho que uno se vaya, por mucho que uno intente abandonar el tiempo y las palabras que nos van matando.
Moriremos juntos, sin remedio, dentro de este mundo nuestro de horas, letras y notas, es nuestra feliz condena ¿No creés?
Y recuerda, uno nunca puede volver al lugar del que nunca se fue.
Pero esto creo que ya lo sabías.
Un abrazo desde el lugar de siempre.

Abril Lech dijo...

Querido Max!

¡CUánto me alegra verte regresar! Yo te olía porque la semana pasada te pensé cada día. Y me dije: -Es que está por volver. Y bueno, dones que a uno Dios le dió. En tu caso funcionó.

Vino el Oso Conocido corriendo a avisarme casi juntito con vos, me alegra el escrito con el que regresaste: una prosa poética, más cercana al tipo de escritos que a mi me gusta construir, bellísima y tan poblada de imágenes, colores, sabores que es como si pudiera ver cada instante.

Me alegra verte volver. Espero de corazón que tu alma esté en orden. Te dejo mi beso.

mia dijo...

Ando sedienta de tus entradas,

me asomo te busco,y nada

ya no podrás impedirte de ofrecernos

la calidad de tus escritos,te queremos

y tú...tú lo sabes compañero!

♥♥♥besos♥♥♥

Las3Musas dijo...

No fue lo mismo sin vos, sabelo.

Una ENORME alegría, tu vuelta.

besos,
musa

Cyllan dijo...

La vida va y viene, sí... Y tu volviste. Lo importante ya debe estar hecho, porque volviste con ganas eh? Parece que no hay escasez de musas.
Un besito.

Yo y mis otros yo dijo...

Y ella tiene sabor de mañanas con flores frescas...
salieron los malabaristas a dibujar los caminos...
las palabras llegaron con el tiempo...
y todos entendieron que eras tú.....


Que bueno saber de tu regreso....
abrazos ..y sonrisas

Hasta la sonrisa!!!

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Ando de cumple, te invito! ♥♥
Besos!

Analía dijo...

vengo del blog de feri, parece que inauguro visita justito en el regreso.
Otros celebran la vuelta porque se ve que te extrañaban.
Me agrada celebrar tu regreso, aunque ni siquiera lo imaginara antes de leerte por primera vez ahora.
Me encantó lo que escribís, me encantó este que acabo de leer; y en este -tu regreso- me engancho. Ya volveré a leer más!

Abril Lech dijo...

Mirá el abandónico, ¡quien te ha visto y quién te lee en el bLOG DE la Feri! Juauuu. :-)

El Oso y yo sabíamos que no tardarías en volver.

Lo que no imaginé que con un escrito tan precioso. Acabo de volver a leerlo. Guau.

Yo no se qué esperás.

Máximo Ballester dijo...

Rafa:Hay muchas cosas que no nos son ajenas, querido Rafa. Cosas que nos abrazan en las mismas cicunstancias. Condenados a sentir, a expresarnos, a mirar, a vivir. Sí, quizá nunca me fui: sólo permanecía anotado en un márgen, o al pie del día.Un fuerte abrazo y gracias.

Abril:Me alegro mucho de que te alegre. Ah, ¿ya lo sabía? Qué brujita incorregible. ¿Mi alma en orden? Jamás. Esa es su búsqueda interminable. Un beso para vos y gracias por venir y venir y venir.

mía: Esperame que ya voy con la segunda nota, pronto.Gracias por ese cariño tuyo que me llega mucho: va para allá el mío, Mía.
Un beso, compañera y gracias.

Máximo Ballester dijo...

musa: Gracias por lo que me decís. Nunca sé de esas cosas.Una enorme alegría que estés vos aquí. Un beso grande.

cyllan: Lo importante es seguir, amiga, y poder compartir con ustedes lo que uno hace, bien o mal pero de buena leche y con la felicidad de poder volver a escribir. Un beso y gracias.

Yo y mis otros yo: Qué lindo es esto que me dejás. Gracias! Y sí, por suerte llegaron las palabras. Hasta la sonrisa siempre.

Máximo Ballester dijo...

Feri: Gracias por la invitación.Felicidades!!! Besos.

analía: Bienvenida! Volvé cuando quieras. Gracias por tus opiniones y por llegar. Te visito pronto.

Abril: Eso de abandónico es feíto.
En el blog de Feri lo dije clarito: estoy a favor de ir y volver pero no de cerrar el blog. Eso era. Gracias por lo que me decís de mi escrito. Aguante que ya viene más. Paciencia, que tampoco es para tanto.

Bohemia dijo...

Celebro mucho que estes de vuelta...Ya anoté el libro que me recomendaste, a ver si lo busco y te digo...
un abrazote

Máximo Ballester dijo...

bohemia: Gracias por venir y alegrarte. Ese libro te va a gustar mucho. Después me decís. Un abrazo y gracias.

Clarice Baricco dijo...

Me da mucha felicidad que hayas vuelto. Estoy convencida que tú palabra debe permanecer viva. No puedes irte.

Siempre me parece necesario que nos dejes letras de reflexiòn.

Bienvenido.

PD. Me emocionó saber que tu hijita vio Melody. (y no somos viejos eh?)

Besos

indigo dijo...

Me alegra mucho tu vuelta; aún no he podido leerte pero ya lo haré.
Un beso

Máximo Ballester dijo...

Clarice baricco: No, qué vamos a ser viejos, consuegra. Gracias por esta visita y por lo que me decís. Ojalá siempres sean letras de reflexión. besos.

indigo: Me alegra que vengas. Pasá cuando quieras, no hay apuro. Gracias y un beso.

indigo dijo...

La melancolía pare preciosismos.
Un abrazo y gracias

Máximo Ballester dijo...

indigo: a veces como todo parto duele, amiga. Gracias. Un fuerte abrazo.