sábado, febrero 23, 2008

La lluvia en San Bernardo

A la madrugada pareciera clausurarse el verano
para violar de un solo golpe visceral los cerrojos
de la locura.
Las gotas encienden los primeros charcos
donde se reflejan las cicatrices espontáneas de los rayos
que ya trazan las primeras várices en el cielo.

Es lluvia declarada. Abierta. Soltada a dentelladas.

Se oye a unos muchachos cantar bajando hacia la playa.
No tienen donde dormir. Son los que se ven por la mañana
dormir de cara al sol tapados con las sábanas arrugadas
del mar.

Llueve como si todo el mundo hiciera el amor al mismo
tiempo. Como si lo hiciera contra los vidrios de las ventanas,
contra las puertas, en los balcones, subidos a guardillas,
a los taparrollos, trepados de las cortinas.

La lluvia entra por las narices, por los ojos, las manos,
entra en la tierra como sangre, coloca perlas en los pinos,
lágrimas en las estatuas.

La lluvia copula con el mar, y la arena en la playa se llena
de huellas de llanto. El mar y la lluvia copulan
y es como si se escuchara llover en otro idioma.

Llueve a leños rotos, a chispas secas, a fuego recién encendido.

Llueve como si mataran a alguien.

Los muchachos en la playa deben tener frío, ese frío que si fuera luz
bastaría para encender las alcantarillas de toda la ciudad. Se oye
un aullido: quizá le hayan despellejado el alma a alguien.
Acaso las almas de muchos “alguien” conformen esta lluvia,
esta ráfaga de ahora que se desliza por desagües de saxofones
y brilla como dientes de oro en las rejillas.

Ahora llueve más lento. Llueve como si un anciano recordara
otra lluvia.
Llueve el relato de otra lluvia.
Una lluvia lejana, casi inmóvil, que huele a curtiembres,
a humedad de maderos mohosos y nuez moscada. Una lluvia
con vahos de grasa caliente, de humo de hornos de barro, y humo
extinguiéndose de hojas secas quemadas en la calle.

Llueve como si anunciaran una carroza de primaveras,
como si fueran a desfilar comparsas de redenciones, una marcha
de almas pintadas de futuro que brillan como escamas violáceas
y cargan en sus caras la amarga pesadez de una mueca idiota.

Ahora llueve como si los motores de las nubes hubiesen
ya gastado sus poleas. Caen gotas a medio pintar pero todavía
es lluvia en las bisagras, en las rejas, en las telarañas,
en la medianera chorreada de hongos, en los muchachos dormidos,
casi muertos en la playa.

Llueve como si se desangrara un muerto.

Ya hay luz del día colándose y levanta las persianas con patadas
de paloma. Realza los charcos, dibuja la corriente de agua turbia
en los cordones.

Todavía la ciudad a las seis de la mañana está mal dibujada.

Y se levantan sonidos. El primero es de un auto que choca
contra el clamor del mar. El mar ahora suena como si tragara
muchachos sin haberlos masticado.

Pero apenas llueve en este instante. Es una gotita. Otra.
Es una canilla que no se ve.
Una gotita, y otra, como las últimas palabras de un anciano
antes de morir con el relato de otra lluvia –su vida- en la boca.

Un pájaro caza una lombriz. Un perro se despereza.
Las llaves del portero del edificio tintinean. Los pasos crecen
en el pasillo todavía en penumbras.
Parece que todo el mundo se levanta para salir a ver
si apagaron bien la lluvia.

33 comentarios:

Evan dijo...

Max, me ofrecí para sacarles la foto a vos y a Ali, así que posen en el estradop y a besarse que hago click!! ;)

Me gustó mucho tu poesía, es muy sentida, tangible, no sé como explicarlo...

Un besito!

IndeLeble _ Ali dijo...

Gracias Evan ya nos vamos a poner las galas !
Máx, primero me alegra mucho que hayas comenzado a escribir, y despues las metáforas , esas metáforas que son como lluvias en mi cabeza , lluvias de otras épocas, me encantó!!!
Besotes Amigo!!!!!

PD.(La poética lluvia te arruinó las vacas en San Bernardo no :( )

Abril Lech dijo...

"llueve como si todo el mundo hiciera el amor al mismo tiempo", ¡Qué lindo es eso Max! Jamás se me hubiera ocurrido, es perfecto! Hacer el amor mientras llueve debe ser de los placeres mas simples y gozosos que conozco!!!
Y la lluvia copulando con el mar, eso explica todo. Cuando estamos en el playa y vemos que la tormenta dura días y días, es claro lo que sucede, no hay quien detenga ese deseo...
Impresionante.
Cuántas imágenes tan especiales hay en tu escrito. Fíjate que más de una vez me dormí de cara al sol sin saber que podía recurrir a las sábanas arrugadas del mar.
¡Qué cosas tan bellas se te ocurrieron!
Para mi la lluvia es tan sanadora como el mar, con la diferencia que uno es salado y el otro tiene la dulzura de lo que nos viene desde arriba.
Es otro idioma, pero que todos entendemos.
De tus escritos mas lindos Max,
me ha gustado tanto!

hawwah dijo...

Me encanto vivir la lluvia así como la cuentas tú...desde su declaración abierta hasta las últimas tímidas gotas...

besos

mia dijo...

max....

y la lluvia inspira todas

estas bellezas que nos brindas

y el mar te entrega las sábanas

arrugadas,e invita a hacer el amor

a todos sin igual,es manantial

de tremenda inspiración,la lluvia?

entonces bienvenida sea la tuya

que no es una lluvia cualquiera...

esa que estos cánticos genera...

♥♥♥besos♥♥♥

Vicky dijo...

Me encontré con este tu bello espacio y me ha gustado...
Bellas letras...
Volveré.
Caricias para tu alma

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

Hola, me gustó mucho lo que escribiste.
Me gustó mucho tu blog, así que voy a volver y te invito a que me visites.

Bss. Nos vemos.

EL HIPPIE VIEJO dijo...

TERRIBLE MAX... TERRIBLE!!!
ME ENCANTÒ!!!

...LA GRASA CALIENTE
EL HORNO DE BARRO
LOS MUCHACHOS EN LA PLAYA
EL ACUERDO DE TODOS PARA HACER EL AMOR
EL ANCIANO
EL RELATO DE OTRA LLUVIA...
GENIAL MAX!!!

BUENA SEMANA MAX

ADAL

Furtiva dijo...

Tu lluvia-mundo-historia me ha hecho llover de noche, discretamente, este domingo.

Gracias.

Mar dijo...

"A la madrugada pareciera clausurarse el verano
para violar de un solo golpe visceral los cerrojos
de la locura..."


Y luego de esto qué decir?
Se mezclan tu lluvia, mi lluvia, los mares, tus postales que devuelven una realidad parida y vuelta a parir con metáforas que llenan los ojos de lágrimas...

Y entonces?

Gracias, poeta. Nadie ve lágrimas en las estatuas.
¿Cómo aosmbrarme porque vos sí?

Gracias. Otra vez.
Te abrazo.

)Y me lo llevo ;-) )

RAFAEL REYES LÓPEZ DE NEIRA dijo...

¡¡Y aún hay gente que se pregunta que será la lluvia!!
Amigo mío, nunca podré ver llover sin pensar en esta lluvia de San Bernardo.
Simplemente maravillosa.
Un fuerte abrazo.

hawwah dijo...

Máximo, me otorgaron un premio que quiero compa rtircontigo...ven a recogerlo cuando quieras:)

un abrazo

Las3Musas dijo...

Toda mi admiración a un poeta inmenso.

Abrazos
musa

jose fá dijo...

qué poema tan hermoso, Máximo

y es lluvia de principio a fin
con imágenes tan afortunadas que, de verdad, te digo que me siento mojada por todas las palabras como si estuviera cantando con esos muchachos bajando hacia la playa, o contribuyendo con mi dosis al hacer el amor para que la llluvia exista y contra los vidrios de las ventanas (jaja)

me gusta, me gusta mucho, lo he estado leyendo desde que lo publicaste y no tenías aún comentarios

La lluvia y tu poema, La lluvia en tu poema... Lindísimo (amo que llueva ¿se nota?)

Y un besote desde este invierno ventoso

Yessi dijo...

Me has hehco sentir la lluvia como la describes, con una intesidad indescriptible...sabes? adoro la lluvia, en espcial cuando estoy triste, es como si al caer sobre mi, se fuera llevando poco apoco mis penas, mis lagrimas, mi sentir...

Abrazos con mucho cariño y feliz inicio de semana.

Evan dijo...

Así te acordás de cuando empezé a transitar este mundo blog?? Yo me acuerdo de haber venido más de una vez y creo que solo una te dejé comentarios, viste cuando te sentís una desconocida que no te animás a dejar tu huella por tonterías...

Un beso, nos estamos viendo!

hawwah dijo...

Cuánto me alegro que te gustase compartir el premio, Máximo!:)Te lo mereces taaaaaanto...

un beso enorme!

BETTINA PERRONI dijo...

Algo sucedía en mi caso con la lluvia que de plano no la soportaba... hasta que un día ella, a quien no soportaba, se encargó de lavar de mis almas todo aquello que lastimaba.

Cada quien vive bajo la lluvia su propia experiencia.

Me encantó! :)

Maria Coca dijo...

Un poema extenso, me ha sorprendido porque no suele ser lo habitual en tu blog. Eso de entrada. Después, mientras leía, los versos se sucedían sin más, como gotas de lluvia. Mezclas sensaciones con emociones colmadas de luz, de color... Y haces que el lector esté en ese lugar, en San Bernardo, siendo testigo de un espectáculo único.
Enhorabuena.

Besos desde mi orilla.

Isabel Romana dijo...

Me quito el sombrero ante tí aunque más me gustaría ser alguna gota de esa lluvia que llueve vida. Sabes que me gusta mucho tu poesía y esa vertiente tan social que refleja siempre; pero esta, amigo mío, supera a las demás, me ha conmovido hasta el tuétano. Abrazos emocionados.

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Hace rato que no leía algo tan lindo.
Sentí los tiempos y las intensidades.
Las edades.
La luz.
La última gota.
m
u
y

b
e
l
l
o...o...o...

aminuscula dijo...

Este texto tiene un ritmo bestial, de haber seguido haciendo teatro, te lo hubiera pedido para interpretar, porque se deja. Mejor dicho, te atrapa.

Que alegría saber de ti, hermanito cronopio.

Besos y besos

Máximo Ballester dijo...

evan: Venga la foto entonces!
No lo expliques: me gusta que te haya gustado. Gracias.


Ali:Me alegro de que te haya gustado y que te haya llevado a otras épocas, otras lluvias.
No me arruinó nada, al contrario, después de esa lluvia empezó el buen tiempo. Gracias.


Abril Lech:Gracias por tu generosidad y me alegro de que te haya gustado. Las veces que me habré dormido en la playa.Gracias.


hawwah: Me alegro mucho de que hayas disfrutado las distintas alternativas hasta el final. Gracias.


Mia: es la gran inspiradora por excelencia. En este caso, en esa madrugada me parecía que la lluvia traía lo sublime y lo terrible, a veces por etapas, por momentos al mismo tiempo.Gracias.


vicki: Bienvenida! Me alegro mucho de que te haya gustado. Gracias.

Máximo Ballester dijo...

Mónica...Cine Cuentos: Bienvenida y me alegro de que te haya gustado el blog. Pronto te visito y te comento. Gracias.


HIPPIE:Qué bueno, Adal, y me alegro de que hayas elegido esa enumeración. Gracias por tu generosidad.


Furtiva:Espero que eso haya sido bueno. A mi me halaga mucho que te haya pasado eso. Gracias.


Mar:Llevalo pero no lo devuelvas, ja! Me alegro mucho. Ya sabés que escribo lo que puedo. Gracias!


RAFAEL REYES.Qué cosa: y ahora que te digo después de esto que me decís? Me elogiás demasiado, amigo. Gracias.

fgiucich dijo...

La discripción de la lluvia, con todos los tonos y semitonos de un poema de alta calidad, amigo. Abrazos.

Máximo Ballester dijo...

hawwah:Gracias por el premio. Gracias por compartir.


Las3Musas:Ahora me siento como de talle 56 ó 58. Fuera de broma, sos muy generosa.La admiración es mutua. Gracias.


jose fá:Qué bueno que tengas esa sensibilidad y me alegro que te haya gustado hasta el punto de mojarte, bendita ocurrencia. Gracias.


Yessi:Elegí un buen tema entonces. Salvo a un gran amigo que tengo, a todo el mundo le gusta la lluvia. Me alegro de que te haya gustado el poema. Gracias.


Evan:Pero qué tímida. Bueno, ahora a seguirnos visitando, ¿qué te parece?. Gracias.

Máximo Ballester dijo...

hawwah:Vos sabés que yo de mí suelo pensar lo contrario, así que lo recibo como una caricia. Gracias.


BETTINA PERRONI:Menos mal que eso pudo corregirse. Me alegro mucho de que te haya encantado. Gracias.


Maria Coca: Qué hermoso esto que me decís de que el lector puede vivirlo así, es más de lo que esperaba.
Te sorprendí con el largor.No, no es habitual en mí escribir tan largo. Gracias.


Isabel Romana:Qué bello esto que me decís y viniendo de una escritora como vos es demasiado bueno. Me alegro mucho. Gracias.

Máximo Ballester dijo...

Ferípula:Me encantó que lo dijeras así, me alegro mucho. Bello tu comentario. Gracias.


aminuscula:Alegría para mí fue ver tu casa remozada y que estás produciendo de nuevo. Yo también hice teatro y veo que este poema -ahora que lo decís- da como para hacerlo en las tablas. Gracias hermana Cronopia y actriz.


fgiucich:Qué bueno, Fernando, me alegro de que te haya gustado. No te esperaba, te hacía de vacaciones. Gracias.

Awo IYeroArg dijo...

Muy buen escrito.
me ha impresionado tu alta capacidad.
me encantó.

Umma1 dijo...

QUé imágenes Máximo.
Volviste a los versos que me fascinan.

Sos un poema mayor. Cuidá mucho esa producción.

Saludos

Clarice Baricco dijo...

Todo lo que tenga que ver con la lluvia me gusta. Así que tu poema me encantó. Me gustó también cuando lo terminas, con ese verso intenso.

Tus letras son la misma lluvia.

Abrazos.

PD. De Sergio Galindo, pues "Polvos de arroz" te gustará. "Otilia Rauda" han dicho que es su mejor. Espero que encuentres algo.

Máximo Ballester dijo...

Awo IYeroArg: Muchas gracias, Awo, sos muy generoso. Pronto te visito.



Umma1:Hago lo que puedo pero gracias por tu adhesión de siempre y tu generosidad.


Clarice Baricco:Gracias por los datos de Galindo, ojalá encuentre algo de él. Y me alegro de que te haya gustado tanto.

Gisel Cam. dijo...

Tu poema me trajo mucha añoranza, mis últimas vacaciones fueron, justamente, en San Bernardo. Y llovió e hizo frío. Cuantos recuerdos. Adoro la poesía, adoro San Bernardo. Gracias...