domingo, noviembre 04, 2007

Instalación

Dentro de un reloj
de dos metros y medio de diámetro
hay un hombre de pie
con los brazos extendidos.

El brazo izquierdo señala el 3.
El derecho, el 8.

¿La hora? Imposible saberlo:

el hombre tiene los brazos
del mismo largo.

22 comentarios:

Mar dijo...

Me hiciste recordar al Vitruvian Man de Leonardo, (aunque serían el 3 y el 9).
:D

Me hiciste jugar con un reloj (no uso), y estuve largo rato dándolo vueltas.

Hace mucho se nos ocurrió medir el tiempo...
¿Alguien sabe realmente qué hora es?

Besos, poeta.

Furtiva dijo...

¡Elija su hora y gane! Qué divertido...

Gustavo dijo...

El tiempo es una cueva de ladrones,
dice Mario.
Los relojes son carceleros,
digo yo.
Y usted,
usted,
usted:
¿Usted qué dice?

(El hombre
en el reloj
mueve las manos)

jose fá dijo...

sí, como un hombre de vitruvio temporal: veinte para las tres o las ocho y quince, no puede ser otra hora y está bien... hay más ambigüedades en la palabra y así sobrevivimos. Por otro lado el hombre dibujado por Leonardo hablaba de la proporción ¿cómo se vería este tuyo con un brazo más corto que el otro? (¿o con uno más largo? que parece lo mismo pero no es igual)... no conjeturo más, sólo ya te beso

pd: se parece a otro poema tuyo, lamento tanto no ubicarlo por ahora. Dime.

Azul Caleidoscopio dijo...

Un hombre sentado sobre la cima de un medano le cae encima algo que desconoce, otro con los brazos abiertos y del mismo largo lo desafia. Usted se ha propuesto una verdadera resistencia civil contra los relojes, si es asi, lo apoyo. Y le dejo un beso.

Abril Lech dijo...

¡La hora? ¿Es necesario saberlo? A mi me intriga saber qué siente un hombre de pie, con los brazos exendidos, dentro de un reloj un poco más alto que él.
Lo del tiempo me tiene sin cuidado. Desde que aprendí que era circular...

Besos Max!

Darilea dijo...

Por supuesto es la hora de las intrigas, la hora en que el hombre comienza a preguntarse si alguna vez podrá hacerse amo del tiempo.
:-)
Besitos Máximo.

Yessi dijo...

Que más da saber la hora, no nos hagamos presas del tiempo más sin embargo lo somos a cada instante, vaya dilema, pero en fin, si es muy necesario podemos hacer una cosa: si hay luz seguro son 20 para las 3:00 si esta todo muy oscuro entonces no hay duda son las 8:15 ja ja ja.

Abrazos como siempre con mucho cariño.

El Navegante dijo...

Será que con tu magistral juego imaginativo,deberemos asumir que no somos nosotros los que le marcamos las horas ni al tiempo ni al destino.
Qué pena, pero a tus pruebas me remito.
Un fuerte abrazo.

Laura dijo...

El hombre de Vitruvio marca horas de eternidad. Esas que me gustan a mí (será por que no uso reloj? será porque detesto medir?)
Abrazos

Ontokita dijo...

ese hombre es el tiempo mismo

fgiucich dijo...

Cuàn equivocado estamos al querer medir el tiempo. Abrazos.

Milena dijo...

hace tiempo destripé un reloj de pared, porque me molestaba el tic tac.... y le puse adentro un papiro egicio.... esa gente si que la tenía más clara con el tiempo......

besos

cieloazzul dijo...

Vaya!
Es que al Hombre le hace falta no tener que depender del tiempo!!!
será?
Oye Amigo, pasate en cuanto puedas a
http://celebremoscelebremos.blogspot.com/
Y déjame saber tu fecha de cumple y aniv de Blog!
Muchas gracias!!!
besos:)

lavacamariposa dijo...

:)

Maria Coca dijo...

Y las piernas?

Imaginativo y curioso. Me gustó este reloj con agujas humanas...

Besos desde mi orilla.

Indigo dijo...

Máximo, máximo.
Saluditos

Máximo Ballester dijo...

Mar: Yo tampoco uso reloj y no había pensado de modo conciente en el Vitruvian Man. Buena asociación, Mar. A mi me hiciste acordar con tu pregunta de la hora a Montaigne, que decía que todos los días eran un día. Gracias.


Furtiva: Y gane un reloj, o un hombre, ja!, vaya a saber. Gracias.


Gustavo: ¿Yo qué digo? Qué puedo decir... que la hora no es el tiempo y que ''cuando te regalan un reloj no te regalan solamente un reloj'', al decir de Cortázar. Gracias.


jose fá: Quizá encuentres el parecido en Pregunta, el hombre que estira los brazos y pregunta qué soy. Gracias.

Máximo Ballester dijo...

Azul Caleidoscopio: Ja, Ja!!. Sí, así parece. Y te contesto con el aforismo de hoy. ¿Será una obsesión que tengo? Puede ser. Gracias.


Abril Lech: ¿Estará preso del tiempo ese hombre y el hecho de que no sepa la hora exacta será signo de alienación y estará este hombre escindido de la realidad? Le dejo la inquietud, a lo mejor está ahí la clave. Gracias.


Darilea: Que se comforme con ser amo de casa que le va a ir mejor, ja!. Gracias.


Yessi: Eso, que cada cual vea la hora que quiera. Gracias.


El Navegante: Es que creo que no le marcamos nada a nada. Pasamos, somos sensaciones. Gracias.

Máximo Ballester dijo...

Laura: Que te parece si arrojamos los relojes contra la eternidad. Sí, muy bien, pero a qué hora. Broma aparte: gracias por volver a pasar después de mucho tiempo y horas.


Ontokita: O metáfora del tiempo, sí, es posible. Gracias.


fgiucich: Y sí, por ahí no va la cosa ¿no?. Gracias.


Milena: Si hiciste eso me parece un acto poético precioso. Gracias.

Máximo Ballester dijo...

cieloazzul: Será que es así, como romper cualquier esquema para descubrir sus tiempos. Voy a pasar. Gracias.


lavacamariposa: Bueno, gracias.


Maria Coca: Y las piernas estaban clavadas en el seis y no caminaban. Gracias.


Maria Coca: Un abrazo. Gracias.

Romina Berenice Canet dijo...

el humor es una tiniebla
llena de lamparitas