viernes, septiembre 28, 2007

Estación Carupá

Una mujer frente a la máquina
expendedora de boletos
del andén de la estación de tren.

Dos niñas pobres, a cada lado de
la mujer, le enseñan cómo obtener
su boleto.

-Hasta Belgrano, dice la mujer.

Una de las niñas indica la ranura
por donde se pasan las monedas.
La otra alcanza a cubrir con su mano
la inscripción que dice:

RETIRE SU CAMBIO.

26 comentarios:

Daniela dijo...

Había que sobrevivir, ¿no?. Hay cosas de la vida que sólo se pueden comprender en profundidad sólo después de haberlas experienciado...
(y después de todo, quizás hubiera alguna "conciencia niña" que se autojustificara con un "es el salario que me merezco como maestra". Tuve un viejo y sabio profesor que nos decía: "nadie soporta vivir con mala conciencia"...)
Un abrazo, amigo Máximo!

Yessi dijo...

Vaya, que hace poco me tope con una situación similar, cuando logras darte cuenta no sabes que es peor, si recuperar lo tuyo y hacerle ver a la otra persona el mal que hace o dejar las cosas tal cual, son situaciones aunque no lo parezca algo complicadas de discernir.

Abrazos querido Máximo y un feliz fon de semana para ti y tu familia.

fgiucich dijo...

El realismo argentino hecho poesía. Una disección anatómica en pocas palabras. Bravo, amigo. Abrazos.

Abril Lech dijo...

Y Max el testigo único, privilegiado, de mirada cíclope, transformando la situación y resignificándolo todo... Que este domingo sea de mucho sol para los tres, es un día precioso... Dejo mi beso Max!

De cenizas dijo...

Poesía de la supervivencia, naturalismo puro..

un abrazo.

Ontokita dijo...

siempre es fuerte ser testigo de la pobreza

Las3Musas dijo...

Indicar el camino.
Los necesitados son las luces que hemos de seguir en la literatura, las que nos marcan el sentido como poetas y como personas.
Allá vamos, a hablar por los que no tienen voz, a retratar con palabras para que quede registro.

Un abrazo...
Musa

Verónica Curutchet dijo...

MAXIMO:
Gracias por dejar tu comentario en De ti (y de mí) en el blog de Santiago
AMOR

saludos, Verónica

te enlazo en mi Jardín para no perderte y poder regresar a visitarte. Besos!

Mar dijo...

¿Quién cree que sólo hay un grado de realidad?
Los hay diversos. El problema radica en la mirada.
Vemos? Miramos? Damos vuelta la cara?
Tu mirada transforma en poesía una pesadilla cotidiana.

Y es que tus ojos...tus ojos le dan a la vida más visón, más intensidad.

Gracias

Darilea dijo...

La supervivencia es innata.
Besitos.

Pedro Kuy dijo...

Recién descubro este blog, Poeta.

Respiro con tu poesía.

Es impagable.

Maria Coca dijo...

Triste mezcla de miseria y lejanía. Caminos que se encuentan para separarse, caminos entre una mujer y dos niñas que la distancia separa. Me gustó. Me resulta muy melancólico...

Besos desde mi orilla.

jose fá dijo...

la revancha, tal vez entre dos clases sociales?... lo que puede entenderse, casi, como justo

pero de la mujer no sabemos mucho, quizá es pobre también aunque pueda pagar un boleto... allí, a todas luces, el asunto es injusto

Yo, como veo la imagen que nos das, es un contraste, una situación dispareja, a la mujer la veo lujosamente ataviada, con joyas, quiero quitarle su dinero y dárselo a las niñas sin que ellas tengan que cometer acciones "malas" para obtener algo

bueno, tal vez me equivoque, pero qué es la vida sino eso...

Máximo: un beso que tampoco espera cambio

RAFAEL REYES dijo...

En unas monedas tantas cosas, en una estación comenzar la vida, como un tren su viaje.
¿Veran esas niñas alguna vez otro paisaje?
Ojalá salga su tren, con vos y el poemita ya va arrancando.
Una abrazo, mi amigo poeta.

Olvido dijo...

Una entrada magn�fica, un compromiso social impl�cito.
Beso
Olvido

Sol dijo...

Encuentro este blog y me paro a leer el contenido de su continente y descubro poesia en cada letra ,poesia de los sentidos, poeta .
Saludos.

Indigo dijo...

¡Qué listas! Ya se dice, nada como el hambre par aagudizar el ingenio.
Saluditos

titania dijo...

Comencé leyendo con tristeza, acabé leyendo con ternura.

Abrazos, Máximo.

cieloazzul dijo...

Cuando el espiritu preserva aquella generosa infancia es posible alcanzar de la mano y ayudar a quienes han perdido la sonrisa de de cuando niños...
Besos poeta!

azzura dijo...

Triste.. pero tierno y bello a partes iguales, me ha encantado Máximo, te felicito.
Ya estoy por aquí de nuevo, os echaba de menos
Un abrazo

Máximo Ballester dijo...

Daniela: Es verdad que algunas cosas necesitamos comprenderlas viviéndolas y poder aprender a ponernos en el lugar del otro. Gracias.


Yessi: Sí, hay situaciones que llevan su tiempo de poder comprenderlas en su totalidad. Que necesitan ser pensadas después de un primer impulso o pensamiento. Gracias.


fgiucich: Gracias, Fernando. Y sí, me topo con el realismo nuestro cada día y suele acaparar mi atención.


Abril Lech: Y sí, ahí estaba yo a la pesca de alguna maravilla en medio del desierto. Gracias.


De cenizas: Poesía de la que puedo y como puedo. Algo sale a veces. Gracias.


Ontokita: Es duro, sí. Y también hay belleza en el arte de supervivir. Gracias.

Máximo Ballester dijo...

Las3Musas: Sí, me parece que es un buen cometido. Aunque en mí no es un fin que yo persiga. Gracias.


Verónica Curutchet; Gracias Verónica. Nos visitamos.


Mar: Ay, eso es mucho, demasiado. Qué se yo, mi mirada no se resigna, qué más decir... Lo de la realidad es así como bien lo decís vos. Y es algo que, me parece, el común de la gente no lo atiende, no lo discierne. Gracias!!!


Darilea: El instinto y el ingenio. Gracias.


Pedro Kuy: Gracias, Pedro. Te visitaré.


Maria Coca: Me alegro de que te haya gustado aunque sí, el tema no es tan simpático. Gracias.

Máximo Ballester dijo...

jose fá: La mujer estaba muy bien vestida e iba a hasta Belgrano, cosa que no dice tanto pero sí es bien cierto que Belgrano y Carupá son localidades muy diferentes en cuanto a estructura y a poder adquisitivo. Gracias.


RAFAEL REYES: Es triste que no puedan ver otro paisaje. Ojalá sí. Gracias.


Olvido: Gracias. Lo de compromiso social es demasiado pero agradezco que lo hayas visto así porque si tengo que ponerme de un lado aplaudo el ingenio de esas dos niñas.


Sol: Gracias por haberlo descubierto y bienvenida. Pronto te visito.

Máximo Ballester dijo...

Indigo: Listísimas. Y esa frase que me escribís cae perfecta. Gracias.


titania: Me alegro, entonces. Gracias.


cieloazzul: Muy de acuerdo, en mí es fundamental preservarla. Gracias.


azzura: Gracias doblemente y me alegro mucho de que te haya gustado.

RAFAEL REYES dijo...

Querido amigo Máximo, mi amiga Maria Cecilia Camozzi publicó en su espacio este poema tuyo. Supongo que lo sabrás, pero si no fuera así yo me sentiría orgulloso, MaC es una gran artista.
Un abrazo.

Alicia Victoria A. dijo...

Y sí amigo , la vida para la gente humilde se va poniendo cada día más difícil , es ya una cuestión de quien sobrevivirá a tantas injusticias ...Eso de pobre mujer , panplinas ...Ella les hubiese podido sacar una sonrisa , dándole alguna golosina ...Debe de sentirse tan mal alguién que no pueda ni tener derecho a sonreirle a la vida !!!