sábado, agosto 25, 2007

Pareja

Al doblar la esquina,
aún de noche, vi a un ciego
con su bastón blanco. De su cuello
colgaba un borracho que parecía
tener caracoles en la boca.
Caminaban a los tumbos y con un solo
bastón blanco para los dos.

27 comentarios:

cieloazzul dijo...

Asi deberiamos aprender a andar por la vida...
prestándo nuestras fortalezas a los que nos rodean...
Aunque el borracho vea doble, el ciego lleva una luz interior que alumbra mucho mejor...
Mil besos poeta!

Milonga Fina dijo...

El ciego no puede ver.
El borracho no puede hablar.
Sólo el bastón ve y habla.

En algunas esquinas, las noches duran toda la vida.


Beso.

Maria Coca dijo...

Y ambos andaban a la par... ayudándose.

Me gustó. Dices mucho con pocas palabras.

Besos desde mi orilla.

fgiucich dijo...

Ese bastón blanco parece la batuta de una orquesta enceguecida por el trago y la noche. Hermosa metáfora, amigo.

De cenizas dijo...

Borracho de luz iba el ciego...


un abrazo.

MentesSueltas dijo...

Paso a conocer tu espacio... veo que tienes visitas de calidad, es buena señal. Volveré.

Te abrazo con afecto.
MentesSueltas

Mar dijo...

Como figuras oscilando al borde del abismo, pero sin caer, sostenidas por el mismo abismo.

Juarroz escribió que la vida es una transición y que el poema, otra.

Y yo te leo, y le doy la razón.

Un abrazo Máximo (fuerte)

aminuscula dijo...

Y sigues con las imágenes...

te dije hace muuuuucho tiempo que me habías reconciliado con la poesía; no sabes cuanto te lo agradezco.

Bohemia dijo...

Uno, ciego de alcohol que se deja guiar por otro que ve sin ver...maravilloso acto de fé...

BSS

Carlos dijo...

La vida siempre procura los complementos.

Un abrazo máximo (sin errores de ortografía :)

Umma1 dijo...

Hay quienes pueden ser solidarios sin saber que lo son.

Bellísimo como siempre.

A k e l a dijo...

Como siempre paso de vez en cuando pero siempre te recuerdo.
Como sabras estoy en Buenos Aires por un tiempito y en Octubre regreso con mi amado.
Muchas gracias por tus calidas palabras siempre amiguito!
Un abrazo, ahora desde mas cerquita!

Las3Musas dijo...

Es cierto, Máximo. El mundo podría dividirse entre ciegos y borrachos. Todos somos ellos, con caracoles en la boca.

un abrazo
musa

Abril Lech dijo...

Tu mirada siempre descubre mucho más de lo que se percibe a simple vista. No había notado la doble visión que suplanta la del ciego hasta que lo mencionó CieloAzul, es una maravilla de pareja la composición de tus seres complementarios.
Te djo un beso Max

jose fá dijo...

Cuánta visión conjuntada: en esos espacios interiores del etílico mundo conjurado y en los pasillos oscuros del que no ve y por eso puede de tanto ser testigo.

Me quedé estacionada en esos caracoles. Por un lado es desagradable pensarlo ¿Lo dices por la baba?; por otro, pienso en la lentitud del habla ebria y eso no me disgusta del todo, tampoco el pensar en la imagen de un hombre al que le broten caracoles y algas y estrellas de mar cuando hable...
¿te cerciorsate de que el borracho no era también otro ciego? ¿o de que el ciego no era otro borrcaho?

estoy desvariando, jajaja

sí, te beso, Máximo

jose fá dijo...

es cercioraste y borracho, por supuesto, ja

titania dijo...

Me sorprenden las personas que son capaces de decir tanto con tan pocas palabras.

He leido su blog en numerosas ocasiones, cada uno de sus post es una joyita, este me lanzó a escribir, siempre que salgo que aquí, lo hago pensativa, es enriquecedor leerle.

Saludos.

Máximo Ballester dijo...

cieloazzul: Buena la idea de la luz interior del ciego. Quizá la tenía también el borracho. Me pregunto a dónde habrán llegado. Gracias.


Milonga Fina: Así es milonguita, esas noches del hombre para el que no aclara nunca. Esto sucedió hace poco más que un mes en Canal San Fernando, para más datos. Gracias.


Maria Coca: La solidaridad del que se sabe par del otro. Gracias por tus palabras.


fgiucich: Hermosa comparación la tuya. Gracias.


De cenizas: JaJa!! Muy bueno. Gracias.


MentesSueltas: Pero ya nos conocíamos antes. Aunque no nos hemos visitado a menudo. Intentaré reparar eso. Gracias.

Máximo Ballester dijo...

Mar: Antes que nada quiero decirte que espero pronto poder entrar a tu blog. Un abrazo fuerte para vos. Gracias.


aminuscula : Eso no lo olvido nunca y es una de las cosas más lindas que me dijeron aquí. Gracias!


Bohemia: ¿No habían dicho ya que la fe es ciega? Muy bueno lo tuyo. Gracias.


Carlos: Interesante la teoría de los complementos. El mismo abrazo para vos. Gracias.

Máximo Ballester dijo...

Umma1: De acuerdo contigo. Qué bueno que volvés a pasar. Espero estés bien. Gracias.


A k e l a:¡¡¡Ya te separaste!!! No, estoy bromeando. Gracias por tu visita y que seas muy feliz.


Las3Musas: Todos somos todo, o podemos serlo. Gracias.


Abril Lech. Recuerdo siempre eso que me decís -y muy a menudo- de la mirada. Instantáneamente pensé que ahí, en ellos, hacía falta otro bastón. Gracias.


jose fá:¿Tengo que explicarle a una poeta como vos lo que quiero decir con caracoles en la boca? Nooooooooo! (El borracho no se cercioró y el vaso estaba demasiado lleno) Gracias.


titania: Gracias por decidirte a dejarme un comentario. Bienvenida y gracias por tus buenas palabras. Te visitaré.

Gustavo dijo...

Quizás ni el bastón fuera necesario.
Uno instintivo y otro temerario,
capaces de atravesar, invictos,
toda la noche de Buenos Aires.

Le dejo un abrazo y el deseo de volver.

aminuscula dijo...

Máximo, hoy tienes que volver a visitar mi blog, has sido premiado.

Daniela dijo...

Cada uno con su vacío, cada uno con su necesidad...
¡Qué título, eh!..."pareja"... ¿cuántas veces usamos la misma prótesis para sostener dos imposibles?... ¿cuántas veces el "bastón blanco" es un hijo, un matrimonio, bienes personales, un perro...que son lo único de lo que dos pueden aferrarse, para sentir que "así no están cayendo"?
Me encantó:)
Un gran abrazo

Romina Berenice Canet dijo...

el espectador,
también se sostenía de ellos

Abril Lech dijo...

Pasé a dejarte un beso Max, en una mañana de niebla donde se insinúa en un dolor de garganta que crece, una gripe más. Nunca me enfermé tanto como en este año... Un beso... ¿Te toca club? Primer finde de mes...

Máximo Ballester dijo...

Gustavo: Como comunmente se dice: no hay con qué darles. Contra viento y marea. Vuelva cuando quiera. Usted sabe que aquí es siempre bien recibido. Gracias.


Daniela: Me encantó la lectura que hiciste. Esta pareja que yo vi e imagino casual, complementándose, es también metáfora de la que bien hablás vos. Los bastones y los lazarillos tienen muchas formas. Gracias.


aminuscula: No me digas que me llegó el Nobel, y a tan temprana edad, qué feliz se va poner mi madre. Ya voy para allá. Gracias.


Romina Berenice Canet: No me digas que me viste!!! Gracias.


Abril Lech: La mañana de niebla después se volvió un hermoso día. Dicen que hace 45 años que no hacía este frío, y tan parejito. Espero te recuperes pronto. No, hoy me quedé en casa. Gracias.

Ontokita dijo...

y ahí estaba yo celosa de tanto amor