sábado, julio 28, 2007

En el sueño

En el sueño también estás muerta.

Estamos en casa de mamá
y todo el mundo se hace el distraído.

Tu cara adquiere manchas rojas.
Pero de pronto son grises. Después
tu cara es normal y andás alegre.

Nadie se atreve a preguntarte.
Yo tampoco. Dilato el momento,
doy rodeos. Entro en una zona vaga,
esas cosas de los sueños, cosas que se me van,
que no logro retener o descifrar.

Pero cuando me acerco a vos
y ya sos clara como la última vez que te vi
me muerdo los labios por preguntarte
si te das cuenta que estás muerta,
si viniste de visita por un rato nomás
o si estás de vacaciones.

27 comentarios:

Abril Lech dijo...

Y yo me muerdo los labios conociendo algunas respuestas, algunas no preguntas, escasos y profundos silencios, malditos sueños recurrentes de nuestras dudas sueltas.

Yo también anduve soñando. Desperté enojada más de una vez. Dicen que es bueno...

Max, te mando un beso inmenso, que las vacaciones de tu princesa te sean leves... Que el mundo de vivos y muertos se amalgame de tal forma que finalmente aquellos que como nosotros seamos los poseedores de la piedra que resucita, la varita mágica que es más fuerte y la capa que nos vuelve invisibles, podamos reunir con estas reliquias la posibilidad de ganarle a la muerte.

¿O esto fue también un sueño que tuve?

Mis besos especiales a Agus.

Máximo Ballester dijo...

Abril Lech: Por algo Poe odiaba esos sueños y las calificaba como pequeñas tajadas de muerte. Sé que entendés muy bien todo este sueño que fue un sueño tan real con ese código de silencio de todos, yo inclusive, y la aceptación sin más de la presencia. Gracias.

fgiucich dijo...

Son esos fantasmas tan queridos que rondan nuestro corazón y permanecen en él porque todavía no los olvidamos. Nuestros muertos, mueren realmente, cuando el recuerdo de ellos se diluye en el tiempo. Un poema triste, amigo, pero de una calidad demoledora. Abrazos.

Máximo Ballester dijo...

fgiucich. Ya leí tu comentario tres veces. Gracias amigo mío. Cuando lo postee pensé que lo había malogrado. Aun lo pienso. Estoy de acuerdo en que nuestros muertos estarán con nosotros mientras vivamos. Más allá: quién sabe... Gracias de nuevo.

Carlos dijo...

Querido Máximo, cuando las palabras a veces no sirven para contar sentimientos, nos quedan por suerte los abrazos.

Te dejo el más grande de los míos.

Bohemia dijo...

Es inevitable soñarlos, siempre los tenemos ahí, en la mente y el corazón, mi pareja sueña a menudo con su hermano y lo abraza fuerte preguntándose si él sabra que ya no está...

abrazos

Azul caleidoscopio dijo...

Esos lazos invisibles que nos viven dentro, ese amor que es parte de uno y nunca, nunca abandona.., siempre regalandonos vida desde la memoria y desde el alma. Ella quizas no se de cuenta, porque esta tan viva en ti. Un abrazo muy fuerte.

Lunita dijo...

no se... por ahí ha llegado el momento en que cualquier pregunta es atravesada por la misma respuesta: vino. Aunque sea un ratito nomás...

Gustavo dijo...

Nuestros muertos queridos. Ellos nos enlazan con sutiles hilos a ese mundo que está más allá, en lo invisible, donde se cuecen los sueños y la poesía.
Hoy los tuyos, abrieron la gran ventana de este poema que nos deja ver tu alma enterita.

Abrazos.

César venegas dijo...

tengo una sensacion de vacio, nuestros fantasmas tiran de los hilos y somos papalotes sin rumbo. Es cierto, yo tambien sueño y me estremezco. Un abrazo.

Milonga Fina dijo...

En el sueño estamos todos muertos.

Max, te abrazo mucho mucho.

Ontokita dijo...

Sabes poeta , ellos siempre vuelven. con esa presencia nos dejan algún presagio y quizá aquella respuesta a la pregunta nunca hecha pero siempre pensada...ella siempre esta con vos. te abrazo

Mar dijo...

Pasó, es un ángel, el sueño es el magma que todo lo permite.
El túnel, que lleva y trae.
El pasaje donde se dilatan los suspensos de los tránsitos.
Pasó a dejar su estela.
"Estoy acá.
Dentro tuyo".

Diálogo circular.

Es ese amor que vuelve a vos mismo.
Allí donde está, y late.

Abrazo inmenso Máximo

jose fá dijo...

es un poema triste, sin duda. Pero ese sueño en él descrito es la posibilidad amorosa del reencuentro y eso, querido Máximo, es un poquito de felicidad brillando en medio de la pérdida y el dolor... discúlpame que te atreva, pero en ese escenario onírico te siento contento de verla y hasta divertido de no saber qué tanto ella sabe (por favor, te pido olvides esto si estoy equivocada)

un beso

De cenizas dijo...

Verano, en Comala, estamos los vivos y los muertos de vacaciones... Don Pedro descansa en su hamaca...

un abrazo.

almaenamorada dijo...

Muertos en un sueños visitandonos..
compañías que se acurrucan en nuestras memorias; cierto misterio..

Un gustote volver a estar aqui contigo!

Besoss**post-vacacioneros*******
;)

RAFAEL REYES dijo...

La realidad está en los sueños, no fuera de ellos.
Nosotros nunca sabremos si los muertos se dan cuenta de que lo están, pero nosotros nunca nos daremos cuenta de si lo sabemos o no.
Así, los muertos y nosotros somos la misma cosa cuando queremos serlo y por eso creo que la ves.
Preguntarles ya es más complicado, si, comprensiblemente.
Increíble poema, Máximo, aunque de una realidad aplastante, como un sueño.
Abrazos, poeta.

Indigo dijo...

Mi sueño: estábamos todos en una reunión familiar al aire libre, mi padre se acercó como sin querer molestar, nos miraba distante y en silencio, observaba, una lágrima resbaló por su mejilla... ¿es que no estás bien papá? -le pregunté. Sí, sí, muy bien, pero es que os echo mucho de menos -me contestó.
Me emociono.
Un abrazo

Clarice Baricco dijo...

Aquí estoy. Deseando saberlo todo pero no, siempre es bueno dejar ese misterio y que con tus letras, uno vaya descubriendo lo que da la vida.

Gracias por todo lo que me has brindado.

Recibe mi admiración y cariño.

Besos a Reyna

Milena dijo...

estan con nosotros...
nuestros queridos...
siempre!

Máximo Ballester dijo...

Carlos: Gracias Carlos, los recibo calidamente. Y tenés razón, cuando huelgan las palabras...


Bohemia. Qué increíble,¿no? Gracias por contármelo.


Azul caleidoscopio: Me parece luminoso lo que me decís a final. Que ella no sé de cuenta porque está en mí, así es. Gracias.


Lunita. Sí, tal vez sea más sabio considerarlo así, está muy bien. Gracias.


Gustavo: Precioso tu comentario. ¿Te acordás de aquellos plátanos de que hablaba Zitarrosa, tallados en el alma? No sé, me acordé ahora. Gracias.


César venegas: Es buena esa figura que utilizás. Es así. Gracias.

Máximo Ballester dijo...

Milonga Fina: Yo también te quiero nena. Sí, también es así, en el plano onírico. Y cuando estemos muertos de veras quizá sea cierto aquello de que nos parecerá un sueño, vaya a saber. Gracias.


Ontokita. Habrá que interpretar la señal o el mensaje, quién sabe. Gracias.


Mar. Diálogo circular, exacto, sí. Del amor que vuelve y nunca se ha ido. Gracias.


jose fá: Esa posibilidad de reencuentro, de este modo, ya es toda una maravilla. De todos modos aquí pesó más el desconcierto, el suspenso, la aceptación de una realidad, porque así de intenso fue, y la imposibilidad -mudez- de resolver, de dilucidar el misterio. Gracias.


De cenizas. Qué genial esa novela de Rulfo. Y qué buena comparación hacés aquí. Muy bueno. Gracias.


almaenamorada. Así es. Estaba con visitas pero no fui un gran anfitrión. Lo circular, lo que vuelve y nos asalta. Gracias.

Máximo Ballester dijo...

RAFAEL REYES: Excelente tu comentario, amigo. Y recuerdo tu poema perfecta y cálidamente. Me dejaste gotas aquí de Calderón. Gracias.


Indigo: Qué triste y bello. Gracias por contármelo. Yo también me emociono. Tu sueño es pariente del mío. Gracias.


Clarice Baricco. Gracias por tus amorosas palabras de siempre. Besos a Movie.


Milena: Están, sí, confiados a nuestro abrigo. Tesoro nuestro, tierra sagrada del corazón. Gracias.

Las3Musas dijo...

Impresionante. Esas imágenes movilizan y desubren. Pasamos la delgada línea que nos conduce a otros.

Un sueño que te nada dentro, en el pozo negro del recuerdo. Allí has descubierto peces.

Un abrazo fuerte
Musa Rella

aminuscula dijo...

Se me ha puesto la piel de gallina.

Un beso, Máximo

Yessi dijo...

Esos sueños enigmaitcos, y algo confusos que nos dejan mordiendo los labios, ojalá logremos decifrarlos y encontremos cosas bellos dentro de ellos.

Mil besos y abrazos con mucho cariño.

Máximo Ballester dijo...

Las3Musas: Vos también los has descubierto con tu fina manera de ver. Gracias.


aminuscula: Perdoname la piel de gallina, querida Cronopia. Gracias.


Yessi: Sí, esos sueños, bien lo has dicho, amiga. Gracias por pasar con tu cariño y te mando un abrazo esperando que todo esté bien en tu casa. Gracias.