sábado, junio 30, 2007

Señales

Salgo a la calle
en medio de la lluvia.

Luces multiplicadas en los adoquines.
Gotas que arañan el vapor
de los motores.

Me pregunto si te veré:
los autos pasan,
los limpiaparabrisas dicen que no.

34 comentarios:

Mar dijo...

La lluvia se me ha vuelto tan traicionera que para desandar el camino de desvestir la metáfora necesito apoyar mis pupilas en tus limpiaparabrisas... que son sabios.
(Para mi).


Beso poeta

De cenizas dijo...

Pero los baches van diciendo que sí y los brillos multiplican el asentimiento.

un abrazo

Amada Inmortal dijo...

las señales... a veces las veo... otras simplemente me dejo ser... besos buen finde :D

indianala dijo...

Escucha... esas gotas:
-Y si?
-Y si?
-Y si?...

Mmmmm.


Beso.

Indigo dijo...

Y tu corazón que sí.
Beso

fgiucich dijo...

La lluvia, los recuerdos y aquella figura que no aparece. Hermoso poema. Abrazos.
PD Los poemas editados en CLARA son míos. Gracias por tu visita. Vale.

Carlos dijo...

Querido Máximo, la figura del limpiaparabrisas negando es un joyita de ternura.

(será cuestión de apagarlos)

Fíjata que si subes y bajas los parasoles del auto, estos te dirán que sí. :)

Un gran abrazo.

MaleNa Ezcurra dijo...

No lo sé aún, xq será que cuando amamos, le preguntamos a los objetos.
Así nos hablan las margaritas, los escalones de cualquier escalera, los coches que pasan con patente par y los parabrisas.

Toda una bella ternura.
Te abrazo.

Pina dijo...

En México hay un refrán popular que hace posible lo imposible... al menos mentalmente, jeje.

Mira, dice así: "botellita de jerez, todo lo que digas será al revés".

Abrazos con las escasas gotas de lluvia que también aquí visitaron la noche de luna azul, aun fuera del hospital.

GabySar dijo...

Y tu corazón que es lo que te dice? Besitos!!!

Bohemia dijo...

Tienden a llevar la contraria...

(me encantó eso de los parabrisas)


Muack!

alida dijo...

Los parabrisas pueden llevar la contraria, donde es “no” es “si”

Maria Coca dijo...

La lluvia trae melancolía entre sus gotas, como bien has expresado a través de tus palabras.

Simbólico y poblado de imágenes. Me gustó.

Besos desde mi orilla.

Isabel Romana dijo...

A veces, el mundo entero parece respondernos. Hermoso poema. Besos, querido amigo.

Amada Inmortal dijo...

querido máximo, si pasas por mi blog encontrarás el reconocimiento que siempre quise hacerte por tus grandes pensamientos y todoooo, besos

Lunita dijo...

ah... si si... las ganas...
y el odio a los limpiaparabrisas.

jose fá dijo...

los limpiaparabrisas repiten no, no y no (deditos pegosteados y negadores) pero cada gota te dice sí sí sí




te beso y soy un charquito donde cae una gota que dice sí

Milonga Fina dijo...

Linda la lluvia.
Linda las vísperas.
Lindo verificar que los limpiaparabrisas se equivocan.


Besos


PD: Gracias por tus palabras y por tus silencios, lindura.

Yessi dijo...

La lluvia muchas veces juega con nosotros, pero afortunadamente los parabrisas no siempre tienen la razón, no perdamos de vista las señales.

Besos.

mi despertar dijo...

Ella pronto volverá y los parabrisas dirán que si

Ontokita dijo...

si la verás a pesar de las negaciones del mundo,
y ella te verá porque a ti es imposible no verte.

Mc.Cam dijo...

Me encantan esas palabras. Una poesia muy bella.
Enhorabuena,
Mac

Nigella damascena dijo...

limpia
para
brisas.
para
brisas
limpia.
brisas
limpia
para...

NI.

Milonga Fina dijo...

Más y más besos... (es que se me caen de estos labios).

A k e l a dijo...

Solo paso a saludar Max. Un fuerte abrazo amiguito :**

aminuscula dijo...

No hagas caso a los limpiaparabrisas, son muy pesimistas siempre.

Besos

Gustavo dijo...

La belleza triste de la melancolía.
¡Qué sabrán los limpiparabrisas!
Les queda mucho por vivir, todavía.

Le dejo un abrazo así de grande.

Máximo Ballester dijo...

Mar: Mis limpiaparabrisas beben lluvia hasta embriagarse.Gracias.


De cenizas:Los baches aquí son buenos aliados. Vivan los brillos! Gracias.


Amada Inmortal: Está muy bien, a veces es mejor no verlas. Gracias.


indianala: Ese limpiaparabrisas debe ser importado, hecho con goma positiva en un país de cuento. Gracias.


Indigo: Mi corazón es una lluvia. Gracias.


fgiucich: Gracias por tu aclaración. Voy a leer con atención tus poemas.



Carlos: Me parece una buena idea contrarrestar con parasoles. Gracias.

Máximo Ballester dijo...

MaleNa Ezcurra. Gracias Malena. Y nos pasa eso, nos comunicamos, esa necesidad acaso de estar en comunión con todo.


Pina. Qué bueno lo de la botellita de jerez, no lo conocía. Espero estés bien. Gracias.


GabySar. Vaya pregunta. Mi corazón se resuelve en encrucijadas. Gracias.


Bohemia. Si, son de llevar la contra. Unos negativos que no soporan la lluvia. Gracias.


alida: Alguna vez escuché eso de que cuando las mujeres dicen No, es Si. No le hice mucho caso. Gracias.

Máximo Ballester dijo...

Maria Coca: Muchas gracias y me alegro de que te haya gustado.


Isabel Romana. Que bella sensación, si. Gracias.


Amada Inmortal : Mil gracias Valeria!!!



Lunita: JaJaJa!!! Qué bueno que hagas reir. Gracias.


jose fá: Hay que ver cuánta ternura tenés. Gracias.


Milonga Fina: Gracias milonguita por pasar, por entender que los limpiaparabrisas pueden equivocarse.


Yessi: Claro que sí, eso es, no perdamos las señales del amor. Gracias.

Máximo Ballester dijo...

mi despertar: Buen augurio. Gracias.


Ontokita: Bueno, gracias. Las veces que me he sentido un fantasma...


Mc.Cam. Bienvenida. Me alegro de que te hayan gustado. Gracias.


Nigella damascena. Y así seguimos hasta dejar los parabrisas limpitos y sin más saludos. Gracias.


Milonga Fina: Claro, con esa boca... toda una usina de besos. Gracias.


A k e l a: Gracias, te tengo abandonada pero no te olvido.


aminuscula. Voy a hacerte caso Cronopia, sí, mucho. Gracias.


Gustavo. Es verdad, qué saben, son muy pichones. Gracias.

Azul caleidoscopio dijo...

Las senhales intermitentes entre el deseo y el miedo.., a quien les haras caso? Besos.

Máximo Ballester dijo...

Azul caleidoscopio: A mi corazón. Dejaré que él me marque el camino. Gracias!

Abril Lech dijo...

Cuando nació mi primer hijo las lágrimas me impedían verle la carita.

Y yo recuerdo que me las quitaba de los ojos para poder observarle como en una tarea sin fin. Lloraba sin poder evitarlo. No le ví hasta que pude calmar mi emoción.

Tal vez los limpiaparabrisas apenas intentan permitirte ver mejor, como quien responde a su propia naturaleza.

Sólo que las emociones, como la lluvia, tienen una energía tan poderosa que simplemente hay que esperar que amainen.

Entonces sí. Uno ve.

(Era bellísimo. Aún lo es.)